14 ago. 2013

MI PRIMERA FINAL



                                                              Ya lo dijo el sabio.


Desde que uno es niño vive desde la lejanía acontecimientos importantes y se pregunta si algún día tendrá la fortuna de formar parte de ellos. Durante toda mi vida he sido un gran amante del deporte rey y seguidor del atlético de Madrid. Con diez años los vi por primera vez en el antiguo Estadio Insular de Las Palmas, no me lo podía creer, estaba viendo a mis ídolos en persona. Un sueño hecho realidad. Con 23 años y recién casado, visité el Templo del Calderón, rodeado de miles de hermanos rojiblancos y tuve la oportunidad de celebrar tres goles, esa experiencia inolvidable. Vi a mi atleti ganar un doblete, y salí por las calles de la capital a celebrarlo, jamás pensé en que vería a mi equipo ganar una liga. Otra experiencia nueva. Después de diez años sin visitar Madrid, desde el 2006 asisto año a año. He visto jugar competición europea, los he visto disputar derbys, algo que nunca pensé que tendría la oportunidad de disfrutar. Pero el relato de lo que os traigo hoy aquí, supera todo lo vivido anteriormente con creces. Asistir en directo a una final de mi atleti, os puede sonar a tópico, pero sinceramente, jamás de los jamases se me pasó por la mente que la vida me pondría delante esta oportunidad. Espero que os guste el relato.


Aún no había sonado el despertador, cuando abrí los ojos esa mañana y enseguida me vino a la mente la final, esa final y ese partido al que tantas vueltas le había estado dando los últimos dos meses y medio. Hoy es el día. O seguiremos viviendo la pesadilla o conseguiremos la gloria. Me acompaña en la habitación del hostal el segundo personaje de esta historia, Rubén.




                            Rubén (Presidente de la peña GUANCHES ROJIBLANCOS)


Habíamos barajado varias opciones para ocupar el día de la final, hasta la hora del partido. Pero era tanta la preocupación en si, que no estábamos del todo centrados. La idea era acudir cerca de Pirámides y dejarnos ver con un chaval llamado Marcos (al cual no tengo el placer de conocer) y el resto de sus colegas, para tomar unas cañas y unos pinchos. Sería alrededor de las 12:00. El problema por llamarlo de alguna manera, se presentó cuando decidimos esperar a Borja y a su novia, que llegaban a Madrid durante la mañana. El primero es peñista también. Así que nos inclinamos por esta última opción. Rubén y yo bajamos a desayunar al Museo del Jamón y haríamos tiempo para que llegasen. Íbamos pendiente de las personas que viésemos con camisetas. Los colchoneros ganábamos por el momento, hasta ahora…ninguna camiseta blanca. A la llegada de nuestros acompañantes, los ayudamos a instalarse y nos dirigimos hacia el Calderón, el plan con Marcos se había ido al traste por motivos de tiempo. Ahora tocaba improvisar.



                         Rubén, Alfredo, Borja y Nuria, el grupo sigue creciendo.


Según salimos de la boca del metro de Pirámides, nos encontramos un cielo totalmente encapotado y con signos de comenzar a escupir agua a mares. No hicimos sino caminar unos 300 metros y comenzó a llover de forma espectacular e interrumpimos nuestro viaje y nos metimos en el primer bar que vimos abierto. En la puerta nos recibió un tipo muy alto, rapado al cero y con pintas de pertenecer al Frente con un: "Venga chavales, que hoy hay que ganar a esos vikingos". Así que nos pedimos unas cervezas, todo sea por hacer tiempo y nos pusieron las típicas tapas para picotear. Os juro que me puse a maldecir en arameo. Tenía la ilusión de ver un Calderón a tope, con la gente animando y dando un colorido espectacular y lo que veían nuestros ojos, eran unas calles vacías y la gente resguardándose de la lluvia. Transcurrido un gran rato, en el cual disfrutábamos de una charla con los allí presente, parece y digo bien, parece, que había aflojado un poco. Así que terminamos nuestro viaje en el bar El Chiscón.




                                         El Chiscón, punto de encuentro habitual.


Allí Rubén llamó a Salva para ver donde nos encontraríamos posteriormente. La lluvia era más fuerte aún. El bar estaba a tope y nos tocó quedarnos en la puerta de la calle, no nos mojábamos, pero molestábamos tanto al que iba a entrar, como al que iba a salir. Así que le sugerí a Rubén, cruzar enfrente e ir al bar El Doblete, el cual nos ofrecía con los brazos abiertos, un toldo donde proteger nuestros maltratados y húmedos huesos. 



                                                    Los toldos salvadores.


El tiempo seguía a cara de perro y las esperanzas de mejorar eran tan difíciles como sacar un resultado positivo en el partido que nos esperaba. Pero como dice un dicho castizo, "a grandes males, grandes remedios" y se nos ocurrió visitar la tienda e intentar comprar unos chubasqueros para hacer frente al mal tiempo e ir preparados al partido. La suerte nos seguía siendo esquiva, se acababa de vender el último. Así que a Rubén no le quedó más remedio que comprar un paraguas, cuando vio que Borja y Nuria habían hecho lo propio. Lo cierto es que aunque no teníamos mucha hambre, nos fuimos al restaurante de Pirámides a comer, por si más tarde se nos volvía más complicado. Fue una maravilla verlo lleno de comensales vestidos con la rojiblanca. A poco de sentarnos, coincidió con las noticias del Canal Cuatro y varios de los allí presentes, comenzaron a entonar el grito: ¡¡¡ Madridistas hijos de puta !!!  Un señor mayor que estaba justo a mi espalda, le dice a un chaval de uno de los grupos allí presentes, que él era madridista y que no era un hijo de puta. Entonces otro colchonero le contestó que llevaba 14 años aguantando a madridistas riéndose de él y que si le molestaba, que se fuera a comer al Bernabéu. Esto encendió más los ánimos y todos los reunidos volvieron a repetir los cánticos, pero cada vez más altos. Afortunadamente la sangre no llegó al río y pudimos tener una velada tranquila.

Mientras, intentaba quedar con Luis, para entregarle una camiseta que tenía para él. El problema es que tenía el móvil desconectado y solo nos comunicábamos por whatsapp, un lío vamos. Yo le indicaba un punto y cuando él leía el mensaje, estaba en la otra punta. Total que le dije que ya lo llamaría cuando supiera lo que íbamos a hacer, porque de momento lo único claro que tenía, era que nos debíamos dirigir andando a la boca de metro de Marqués de Vadillo. 



                                                           Punto de encuentro.


Una vez en el Puente de Toledo, la lluvia comienza a cesar de forma sorprendente y comienza a salir los primeros rayos de sol. Miro a Rubén y me río. Fue comprar el paraguas y dejar de llover. Espero que no sea igual de gafe esta noche jajajaja. En el punto de encuentro nos encontramos a Salva y a su novia Verónica, ambos peñistas nuestros, pero afincados en diferentes lugares. El primero en Madrid, y la segunda en Tenerife. Después de las presentaciones pertinentes, nos conducen a un bar muy cercano de allí y comenzamos a palpar ambiente de final, ¡¡¡ Por fin !!!



                                                     Salva y Verónica, suma y sigue.


Salva me presenta a un chaval, que me dice conocer, pero yo no caigo, aunque me suena su cara. Hasta que me dice que es Mirandinha del foro de colchoneros y yo le digo que soy vikingosueco y ya es cuando recordamos que nos conocimos allá por el 2010 cuando el partido Atlético 2 Sevilla 1, con el mítico gol de Antonio López en el último minuto.



                                 Mirandinha (Antonio) segundo de izquierda a derecha.


A esto se suma Javi Pantic, al cual también conocía. Este es un showman, parece que no ha roto un plato en su vida, pero lleva varias vajillas a sus espaldas.




                                                                  Javi en su salsa.


El ambiente era distendido, familiar, agradable y muy, pero que muy divertido. Estábamos muy a gusto, pero había que ponerse en marcha, ya que eran las 18:15 y a las 19:00 comenzaba la huelga de Metro y teníamos que llegar a Plaza Castilla, punto de reunión de la afición colchonera. La duda era viajar en Metro o en Renfe, optamos por lo primero. Nunca había hecho un desplazamiento con mis hermanos colchoneros a un estadio que no fuera el Calderón y la adrenalina comenzaba a dispararse. En el primer control no sé como se lo montó, pero Antonio (Mirandinha) pasó con su gran vaso de bebida y nos partíamos de la risa. Algún día nos contará el truco.


                                       Ambientazo desde bien temprano en el metro.


Lo que más me impactó antes de subirnos al vagón del metro, no fue el escándalo que armamos o como llamábamos la atención, sino la cara de orgullo de los del lado del frente, los cuales con cámaras en mano, o haciendo uso del móvil, nos grababan y fotografiaban…sus caras reflejaban tanta felicidad como las nuestras. 
El viaje en metro se me hizo corto, incluso nos encontramos con un vikingo nada más subir. La cara de susto que tenía, debe ser algo parecido a la que ponía Tomás Roncero, cuando en el recreo del cole, un colchonero le quitaba el bocata. Los ojos se le iban a salir del casco y decidió bajarse en la siguiente parada…mejor así. Al salir a la calle, las Torres Kio nos recibieron con un tiempo espectacular, cielo despejado y poco frío.



                           En Plaza Castilla, espectacular el colorido de nuestra afición.


Todo estaba marchando mejor de lo esperado, mi chubasquero seguía aguardando en la mochila. No quería por nada del mundo una final pasada por agua. Aunque tengamos un buen precedente, el primer partido de Futre en dicho campo, lluvia torrencial y 0-4, casi nada. Pero este toro que nos espera esta noche, es más complicado de lidiar. El ambiente festivo que viví, me recordó al de los carnavales de mi tierra, alcohol a mares, cánticos de todos tipos, bufandas al aire, gente feliz e improvisados personajes, como el del chaval que vino disfrazado de Bernardo Schuster, que pena no haberme podido sacar una foto con él. Espero encontrar alguna por internet. Estuvo muy simpático y poniendo la nota cómica de la previa. Tuve la oportunidad de vivir in situ el encendido de una bengala, no sabía que soltara tanto desperdicio, me dejó perdido en pocos segundos…pero valió la pena.


                                           La fiesta sin bengalas no sería lo mismo.


Los chavales aprovecharon la cercanía del Burguer King para pasar a los servicios, ya que la hora del partido se acercaba, y allí nadie iba a levantarse de su asiento.



    El día de la final este sitio estaba completamente abarrotado  de rojiblancos. Curiosa imagen.


Pensé por varios momentos que pasaría el bus del atleti…pero no fue así e iniciamos la marcha hacia el estadio. Llevábamos el kit completo, camisetas rojiblancas o en su defecto chaquetas del equipo, bufandas y…las famosas mascarillas para no pillar ninguna infección en la Pocilga. Las de Salva, Rubén y la mía eran diferentes a las del resto, pero aún así queda perfectamente claro el motivo. Nos hicimos varias fotos para inmortalizar el momento.


                         Verónica, Salva, Rubén y yo protegidos contra la peste blanca.


A unos pocos metros del estadio, hicimos la última parada y quedamos en vernos en un sitio en concreto a la salida del estadio. Ojalá nos veamos felices y sonrientes en dicho momento, fue el pensamiento que me pasó por la cabeza. Rubén y yo éramos los que más cerca teníamos la puerta de entrada, la nuestra era la 17.



                     Al fondo a la derecha el lugar justo por donde tendríamos que entrar.


De repente a Rubén le entraron las prisas y puso el turbo y por momentos me costó seguirle la pista entre tanta gente, entonces le hice señas para que aflojara el paso, perderse en ese momento sería un caos total, aunque sepas en que puerta tienes que entrar. Los nervios no son un buen aliado. Nuestros asientos estaban muy cerca de la entrada. Y en un par de minutos, ya estábamos sentados en nuestros asientos. La panorámica era espectacular, no tenía mucha fe en el lugar que nos habían asignado, pero he de reconocer que estaba bastante mejor de lo esperado. Aproveché para inmortaliza el momento con vídeos y fotografías, y enviar unos mensajes a amigos y familiares. Había mucha gente haciendo fuerza para la victoria del atleti y me acordé de muchos de ellos. 



                             Nuestra posición exacta desde donde veríamos el partido.


Como anécdota curiosa, algo que sabía que existía (la prepotencia y arrogancia de muchos seguidores blancos), pero que no había vivido en mis carnes. Detrás nuestro se encontraban los palcos VIP, y justo el que nos tocó, estaba lleno de vikingos. Pues dos chavales, (por llamarles algo suave), con sus camisetas del Madrid, comenzaron a mostrar sus vasos con bebidas y provocar a los aficionados del atleti, esto encendió los  ánimos y se caldeó bastante el ambiente. Menos mal…para esos dos idiotas, que el cristal era resistente. 




                            El colorido en la grada venía de un solo lado...y era el nuestro.


Cuando los dos equipos saltaron al campo, no hubo color en las gradas, nuestra hinchada era una auténtica locura, gritos, cánticos, más bufandas al aire…y cuando miro a la grada de enfrente, auténtico silencio, apenas unos pocos se inquietaron. Me pregunté si durante el partido, su orgullo los haría gritar y ponerse a la altura, pero enseguida supe que no, estos no están acostumbrados a animar tanto. Y por fin…comenzó el partido. 




Nuestra grada era una fiesta, a excepción de los dos sentados al lado de Rubén, (aficionados del Betis que vinieron a ver la final), el resto estaba muy entusiasmado. Hoy es el día, es la frase que más escuché durante todo el tiempo. El atleti salió bien posicionado en el campo, con un 4-1-4-1 para no dejar hacer jugadas al borde del área y que Mario limpiase todo lo Koke y Gabi no pudiesen parar. Y Diego Costa más retrasado en su banda, para hacer las ayudas a Juanfran, Ronaldo no podía tenerlo fácil en esa banda.

Min. 4:45 Primer tiro entre los tres palos del Madrid, Cristiano golpea sobre un defensor y el balón llega mansamente a las manos de Courtois. 
Tranquilidad absoluta hasta el momento, dominan, pero no llegan.

Min. 12:45 En un saque de banda en terreno blanco, el balón llega a Mario Suárez y de forma incomprensible pierde un balón peligroso y Cristiano monta una contra muy peligrosa, menos mal que forzamos un córner.

Min. 13:22 ¡¡¡ GOL DEL MADRID  !!!  Cristiano marca de cabeza más solo que la una. 
No puede ser, llegan una vez y gol. Increíble. Me giro a ver la repetición en el monitor de los palcos VIP, y veo que el portugués desplaza a Godín con el brazo, ahora entiendo porque ha rematado tan solo. Nuestros "amigos vikingos" del palco, se reían y mofaban de nosotros, haciendo ademanes con las manos, de cuantos goles nos íbamos a llevar, y colocando la bandera del Madrid en el cristal.

Por unos segundos me temí lo peor, el famoso día de la marmota. Pero que equivocado estaba, el atleti tiro de casta y orgullo y comenzó a jugar de forma increíble, se hizo con los mandos del encuentro, encerrando al Madrid en su campo por momentos y cerrando todas las posibilidades de conexión de su fútbol. 

Min. 16:23 Disparo de Gabi por encima del larguero, primer tiro a puerta.
Esto va mejorando por momentos, veo al equipo muy mentalizado.

Min. 18:10 Primer córner sin peligro.
Seguimos sumando.

Min. 30:15  Falta lateral de Cristiano a Filipe Luis, se saca sin consecuencias.
El Madrid ha comprobado que el gol nos ha encendido.

Min. 34:21 Mario Suárez le rebaña un balón a Cristiano, lo cede sobre Falcao, que le hace el harakiri a Albiol y a Khedira juntos, dando a Diego Costa un gran pase al hueco. Diego corre hacia Diego López, a mi se me hace la carrera eterna, golpea el balón, lo toca el portero, da en el palo y…
¡¡¡ GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL !!!  
¡¡¡ GOOOOOOOOOOOOOOOL !!!  Diego Costa pone las tablas en el marcador. 
Miro a Rubén y sus ojos se le van a salir de las órbitas, (me imagino mi cara), nos abrazamos y saltamos como locos en la grada. Incluso le cantó las cuarentas al chaval del Betis que tenía al lado jajajaja. Cuando miro al palco VIP, me encuentro con las dos calamidades más relajadas, pero provocando igualmente. La gente encendida, pero con la sonrisa en la boca. Vikingos…ya estamos aquí.

El grito de la afición colchonera es sencillamente atronador:
¡¡¡ ATLEEEEEEEEEETI, ATLEEEEEEEEEETI, ATLEEEEEEEEEEETI !!!
Y comenzamos a entonar el cántico para la ocasión:

JUGADORES, JUGADORES,
HEMOS VENIDO A GANAR,
QUE SE ENTEREN LOS VIKINGOS,
QUIEN MANDA EN LA CAPITAL.

El Madrid tocado en su orgullo, ni ganaban en el marcador y menos aún en la grada, comienzan a irse arriba descaradamente y nosotros aguantando el achuchón.

Min. 42:30 Benzemá golpea a puerta, el balón de en Mario  Suárez y le llega a Özil, quien remata sobre la marcha y el balón…¡¡¡ al palo  !!!
Neptuno nos está protegiendo desde el Fondo Norte. Madre mía, esto es buena señal, cualquier otro día, habría entrado.

Min. 45:03 El árbitro decreta el final de la primera parte.
Y llegamos al descanso.

Gracias a Dios estamos en el partido, habría firmado llegar con este marcador al descanso, quedan 45 minutos y se  puede, claro que se puede. Antes del comienzo, había intentado enviar unas fotos y algunos vídeos, pero me fue imposible e intenté hacerlo en el descanso, pero cuando fui a coger mi móvil, Rubén me dijo muy serio y convencido: "No lo mires, ahora no lo mires" y son esas cosas en las cuales crees firmemente. No saqué mi móvil hasta que acabó el encuentro. Supersticiones, agarrarse al clavo ardiendo o como quieran llamarlo, pero teníamos una fe ciega en nuestras manías y así lo hicimos. Los amiguetes blancos, seguían con sus provocaciones y uno de los nuestros le sacó una foto con el móvil, ahora si que puso cara de susto, al pensar en la posibilidad de ver su rostro en twitter, facebook, foros colchoneros, etc. Ya no sonreía tanto el payaso.

Comienza la segunda parte.

El Madrid sale como en la primera, controlando el balón, pero sin crear ocasiones de peligro. El atleti se echa un poco atrás, pero sale bien a la contra.

Min. 49:27 Filipe Luis entra muy bien por su banda, pero remata muy suave a las manos del portero.
Qué pena no haber apurado un poco más.

Min. 52:04 Koke entra por la derecha y su centro toca en Miranda, sin que este pueda hacer nada para rematar.
Otra más, me gusta.

Min. 59:14 Gran jugada del atleti, centro desde la derecha de Gabi y la engancha Filipe Luis rozando el poste.
La tercera, que llega, que llega.

Min. 60:35 Internada de Cristiano por la izquierda, balón atrás para que Benzemá remate...¡¡¡ al palo !!!, el rechace lo coge Özil, y después de hacer un dribbling, dispara a puerta y... Juanfran la saca en la línea de gol.
No sería justo que marcaran ellos ahora, después de tres llegadas. Esta final no está para los blancos, más sube mi moral.

Min. 66:20 Koke cuelga el balón en una falta lateral y Mario  Suárez remato muy alto. ¡¡¡ Uyyyyy  !!!
Mario, Mario, esas no se fallan.

Min. 67:55 Cristiano saca una falta peligrosa, golpea el balón que coge portería y...¡¡¡ al palo otra vez !!!
Tercer palo del Madrid, la maldición del Bernabéu sigue cobrando vida.

A partir de aquí, el juego se enreda en faltas y acciones sucias por ambas partes, pero a los jugadores del atleti esto no los saca del partido, los blancos, están desquiciados. 

Min. 75:15 Mourinho después de una protesta exagerada es expulsado.
Suma y sigue.

Min. 87:50 Cristiano golpea por detrás a Juanfran y no es ni tan siquiera amonestado en lo que es una clara agresión.

Min. 94:26 Final del partido. 
Nos vamos a la prórroga.

Menos mal que los minutos previos al comienzo de la prórroga son breves, mi reserva de paciencia está tocando fondo y el sufrimiento cada vez va en aumento. Como mínimo, nos quedan 30 minutos más de escuchar a mi corazón bombear más rápido que de costumbre. Bufff, las incorporaciones de Di María e Higuaín no me gustan nada, nos la suelen liar estos dos, pero me asombra que retiren a Modric, era quien llevaba la manija del equipo.

Min. 94:41 Koke en profundidad sobre Diego Costa y este en un mano a mano con López, no consigue batir al portero.
Con la tensión de la oportunidad y Rubén me da en el brazo, lo miro con los ojos inyectados en sangre, a la próxima lo tiro a la grada de abajo jajajaja.

Min. 97:57 Koke saca un córner al primer palo, el rechace le viene de nuevo, levanta la cabeza, cuelga el balón y…
¡¡¡ GOOOOOOOOOOOL DEL ATLETI !!!  
¡¡¡ GOOOOOOOOOOOOL DEL ATLETI !!!  
¡¡¡ GOOOOOOL DE MIRANDA !!!  El brasileño remata con todo el alma y se adelanta a Diego López para marcar de cabeza.
Vaya grito que se me acaba de escapar de la garganta, miro a un Rubén irreconocible, los ojos como los de Özil y nos dimos un gran abrazo. En esos instantes el dolor de cabeza es insoportable, Rubén me comenta lo mismo. No sé si es la tensión, los gritos, la emoción…pero bendito dolor de cabeza. Nuestros amados y queridos vikingos de la zona VIP, ya no ríen y la grada se gira hacia atrás haciéndole toda clase de gestos. Donde las dan…las toman.

Min.101:29 Falcao saca una falta y el balón se va por poco por encima del larguero.¡¡¡ Uyyyyy !!!!
Un segundo gol ahora sentenciaría el partido.

Min.103:57 A Higuaín le llega un balón caído del cielo y remata solo delante de Courtois, el cual se hace un paradón.
Neptuno sigue protegiendo esa portería, tanta suerte contra estos…no es normal.

Min.106:38  El árbitro pita el final de la primera parte.

Todo muy rápido, cambio de campo y comienza la segunda parte.

Min.108:19 Di María se va solo por la izquierda, cruza el balón al segundo palo, allí aparece Özil solo y Courtois le hace la parada del partido. ¡¡¡ Qué paradón, impresionante  !!!
La historia dice que estos no nos ganarán nunca en su estadio.

Min.109:07 Adrián con campo por delante y Falcao a su lado, está bastante lento y desperdicia una buena oportunidad.
¡¡¡ Por Dios Adrián, que acabas de salir macho !!!

Min.113:36 Gabi hace falta a Cristiano y este desde el suelo lanza la pierna al rostro de nuestro capitán, el árbitro lo expulsa de inmediato y se arma una tangana en los banquillos. A su vez, Courtois recibe el impacto de un objeto en el otro lado del campo. Se pierden 5 minutos.
Miro la repetición en el televisor de la zona VIP y compruebo que Diego Costa le lanza una mano a Pepe. Como se quieren estos dos jajajaja.

Min.125:10 Xabi saca una falta lateral donde hasta Diego López se incorpora al ataque, el balón lo pilla el atleti y sale a la contra, el árbitro pita el final.

¡¡¡ SIIIIIIIIIIII !!!  ¡ Campeones, Campeones, oé, oé, oé, Campeones, Campeones !
Rubén y yo nos fundimos en un abrazo, es nuestra primera final y con todo en contra, hemos visto in situ acabar con la racha tan negativa contra los blancos, en su estadio, y con un trofeo por medio. Esto hay que vivirlo.


                                        Un sueño hecho realidad, las caras lo dicen todo.


Me siento en mi asiento y comienzo a llorar como un niño con mi bufanda, se me pasan muchas cosas por la cabeza, mucha gente querida y mucha que se ha reído de nosotros. Mi primer pensamiento es para mi hijo Kobe, por fin ha visto ganarle a los blancos y de que manera. Me acuerdo de mi difunto padre, de lo que se ha perdido durante este último año (nada más y nada menos que 3 títulos de su atleti)…lo estará disfrutando de lo lindo desde el tercer anfiteatro del Calderón.



                                                              Nunca dejes de creer.


Me encanta el gesto de rabia con el cual uno de los preparadores del atleti, clava una bandera en el campo…TERRITORIO CONQUISTADO, parece indicar a la grada. Los cánticos comienzan a sonar más fuertes, aún nos quedan fuerzas, aunque mi hombro comienza a quejarse un poco. La celebración con los jugadores en el campo es el no va más. Yo no había vivido esto nunca, solo me limitaba a disfrutar lo que te ofrecen las cámaras de televisión. Vivirlo en directo es algo muy diferente. Unos están por aquí, otros por allá. Otros se acercan a la grada, miles de forma de celebrar lo mismo.



                                                            ¡¡¡ Gracias campeones !!!


Miro a mi alrededor y veo en las caras de la gente, que se han quitado un gran peso de encima. Esto no nos sabría igual si el rival fuera el Barcelona. Con los blancos teníamos muchas cuentas pendientes y una reválida histórica, en 110 años, no nos han ganado nunca un trofeo en su estadio. Más cánticos, más risas, más alegrías, disfruté del momento como si fueran los últimos minutos de mi vida. Cuando el último jugador del atlético abandonó el estadio, me dispuse a salir. Cuando miré alrededor, apenas había nadie en el estadio. Y me hice una foto con mi bufanda…ANTIMADRIDISTA SIEMPRE.



                                         A pocos segundos de abandonar el estadio.



En apenas unos minutos estábamos en la calle y nos dirigimos al punto de encuentro acordado. En la misma puerta me encontré a un chaval que había conocido por la mañana en el metro y me dio un gran abrazo. ¡ Quien diga que esto no es una familia, no entiende el sentimiento rojiblanco !  Vi a los chavales, nos miraron con una cara de asombro y felicidad a la vez, recuerdo que al primero que abracé fue a Borja y se nos unió su novia Nuria y Rubén. Luego vi a mi chicharrera favorita y le di un gran abrazo y la levanté por los aires (es la segunda final que vemos juntos y dos victorias, ¿algo tendremos no?), y por último se nos unió Salva, y allí nos vimos todos abrazados y con una gran sonrisa, de esas que suelen decir que van de oreja a oreja. La sensación realmente es la de estar en una nube, miras al estadio y aún no te crees lo vivido hace unos minutos. Aún hoy una semana después, me suenan los cánticos en mi cabeza. Optamos por ir a Neptuno a ver que tal está la cosa por allí y bajamos la Castellana. Lo que son las cosas de la vida, todo el día intentando quedar con Luis y me lo encuentro en la parada del bus jajajaja. Si es que este día es muy especial y no podía terminar mejor. Así que le entregué el detalle que le traía y quedamos el día del concierto de Bon Jovi para echarnos unas cañas. La bajada a Neptuno una fiesta, mirar a todos lados y ver por fin atléticos felices, orgullosos, con esa mirada de picardía, pensando en todas esas deudas por saldar. A mitad del trayecto nos encontramos con un incidente, que aún hoy no sé realmente lo que pasó, pero había un chaval del Madrid con la nariz rota o algo parecido y sangrando, al otro lado un compañero suyo decía casi llorando: "así va España, así va España", y Salva soltó: " a ver si vas a cobrar", y todos pensamos lo mismo, no estaba la peña para aguantar a ningún madridista y mejor lo dejaba estar. En fin, que la hemorragia nasal del vikingo no empañó nuestra fiesta, más de lo que lo hizo su pañuelo de sangre. Justo cuando llegamos a Cibeles, nos encontramos a los operarios desmontando el escenario de la "programada fiesta blanca", y esto nos provocó carcajadas a los que allí estábamos. Gracias a Dios, la fiesta era un poco más abajo. Al llegar a Neptuno, bueno, a 200 metros de la escultura, ya había un cordón policial y Salva (veterano de guerra en estos menesteres) nos informó que nos iba a hacer imposible acceder dentro, que incluso si la policía veía la cosa negra, comenzaría a sacar a pasear la porra. Y la cuestión es que estábamos de fiesta, y no valía la pena estropear la jornada a última hora. Entonces decidimos ir a cenar y a descansar, ya eran casi las 3 de la mañana. Nos despedimos de Salva y Verónica, le agradecimos todos los detalles que tuvieron con nosotros, sin duda alguna, la previa no habría sido lo mismo sin ellos y los amigos a los cuales nos presentaron. 
¡¡¡ Enormemente agradecidos chavales  !!!

Pues ya nos quedábamos el cuarteto en solitario, y nos pasamos por Gran Vía a buscar algún sitio donde comer y por séptima, octava o novena vez, ya había perdido la cuenta, Rubén se encontró con un seguidor suyo llamado Kike jajajaja. Sólo faltó encontrarlo al pesar las maletas en el aeropuerto. Del cansancio que acumulábamos, decidimos comprar la comida y cenar en el hostal. Llegó el momento de despedirnos de Borja y Nuria, ellos se quedarían aún hasta el lunes y vivirían la celebración al día siguiente. 
¡¡¡  Qué suerte y nos alegramos por ellos  !!!

Ducha, cena, preparar los últimos detalles de la maleta y a dormir, que al día siguiente aún nos quedaban cosas pendientes por hacer. Cerramos los ojos a las 4 de la mañana. Aún no había leído ni los mensajes, ni nada del facebook, no era el momento, aún no me había bajado de la nube. Seguimos imbatidos en el campo del Madrid con un trofeo de por medio.



                                           ¡¡¡ Cuatro finales...cuatro victorias !!!


De lo más curioso que encontré al día siguiente: la portada de los oportunistas del Marca.

                                      
                                          ¡¡¡ Por fin una portada solo para nosotros  !!!


Y un montaje fantástico del Cholo Simeone.



                                                     ¡¡¡ Ole, ole, ole...Cholo Simeone  !!!


Aquí acaba el relato o relatazo según se mire de esta primera final vivida en directo. Ahora entiendo a los compañeros que las habían vivido, recordé a Fernando Llamas y su final el año pasado y me dije que algún día tendría que vivir algo similar, ese sueño se ha hecho posible y con el mejor resultado posible. Agradezco desde este humilde blog a todos aquellos que aportasteis vuestro pequeño o gran granito de arena, para que el día pasara de ser un gran día…a un día inolvidable. ¡¡¡ GRACIAS A TODOS, DE CORAZÓN !!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario